martes, 14 de septiembre de 2010

Significado del ayah: Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar a los Tagût.


Significado del ayah: 
Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar a los Tagût.




(Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar a los Tagût.) (16: 36)




La palabra “Tagût” proviene del término árabe “Tugîân” que significa extralimitarse. Dijo ‘Omar Ibn Al Jattâb (radiallaho anho): “Tagût, significa Shaîtân”. Dijo Yâbir (radiallaho anho): “Los Tagût eran hechiceros sobre los que descendía Shaîtân”12. Dijo el Imâm Mâlik: “Tagût es todo aquello que es adorado fuera de Allah”.


Dijo Ibn Al Qaîîm: “Tagût es todo lo que se extralimita, ya sea a quien se adora, o se sigue (como ejemplo), o se obedece. Por lo que todo pueblo que juzga con otras leyes que las dictadas por Allah (Subhana wa ta'ala) y enseñadas por Su Profeta (salallaho aleihi wa salam), es un Tagût. Todo pueblo que adora a otro que no sea Allah (Subhana wa taala) es un Tagût, así como aquellos que obedecen a su líder siguiéndole ciegamente, sin conocimiento, y sin saber si tal comportamiento es obediencia o desobediencia a Allah (Ta'ala). Estos son los Tagût existentes en la tierra, y si miras detenidamente reflexionando sobre la situación de la humanidad, encontrarás a muchos que se apartan de la adoración de Allah para adorar a los Tagût, y muchos que se apartan de la obediencia al Mensajero de Allah (salallaho aleihi wa sallam) obedeciendo y siguiendo a los Tagût.”




El significado de la Aleya  (Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar a los Tagût.) es que Allah ha enviado a toda comunidad un Profeta que los invitara a (Adorar a Allah y a evitar a los Tagût.) es decir a adorar solamente a Allah (subhana wa ta'ala), y a apartarse, abandonando la adoración de cualquier otra cosa. Como dijo Allah: (Quien se aparte de Shaîtân y crea en Allah, se habrá aferrado al asidero más firme [el Islam], que nunca se romperá. Y Allah es Omnioyente, Omnisciente.) (2:256) y ése es el significado de “Lâ ilâha illa Allah”, lo que es, sin duda alguna, el más firme asidero.


Dijo Ibn Kazîr sobre esta Aleya: “Todos los Profetas y Mensajeros llamaban e invitaban a la adoración de Allah (subhana wa ta'ala), y al abandono de cualquier forma de adoración fuera de ésta”. Allah (ta'ala) no ha cesado de enviar Mensajeros y Profetas a la humanidad desde que aconteció el primer acto de politeísmo, desde Nuh (Noé (aleihi salam)), que fue el primer gran Profeta enviado a la humanidad, hasta que la cadena Profética se selló con Muhammad (salallaho aleihi wa sallam), quien difundió su mensaje a ambos mundos: Hombres y genios, oriente y occidente. Dijo Allah (ta'ala): (Y no enviamos, antes de ti, a ningún enviado a quien no se le revelara: No hay más dios que Yo, ¡adoradme, pues!)
(21:25) y siendo que Allah (subhana wa ta'ala) ha dicho (Por cierto que enviamos a cada nación un
Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar a los Tagût.) Los politeístas e idólatras erróneamente dicen (Si Allah hubiera querido, no habríamos adorado a otros salvo Él.) Pero Allah no se complace con su creencia ni quiere que así ocurra (irâda shar’îah), ya que les ha prohibido que cometan politeísmo a través de Sus Profetas y Mensajeros. Pero en cuanto a Su voluntad (irâda kaûnîah), es decir que puedan llevar a cabo dichas acciones, no es prueba de que Allah se complazca de ello, ya que Allah (subhana wa ta'ala) ha creado el Fuego del Infierno y quienes han de morar en él, ya sean seres humanos o demonios; y Allah (subhana wa ta'ala) no se complace de la incredulidad (Kufr). Pero Allah (subhana wa ta'ala) sabe, en su inmensa e interminable sabiduría, el porqué de ello, así como ha advertido reiteradas veces, en Su libro, que le disgusta tal proceder y que castigará a quien lo cometa en esta vida, después de haber sido informados de la verdad por los Profetas y enviados (aleihi salam), y por ello dijo (subhana wa ta'ala): 


(Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar al Seductor. Algunos de ellos fueron guiados por Allah, y a otros se les decretó el extravío. Transitad por la tierra y observad cómo fue el final de quienes desmintieron [Nuestros signos].) (16:36)”.


Esta Aleya evidencia la sabiduría y el objetivo de enviar Profetas: Que éstos llamen e inviten a la adoración de Allah (subhana wa ta'ala) únicamente, y prediquen la prohibición de adorar cualquier otra cosa. Esta es entonces la religión de todos los Profetas y Mensajeros (aleihi salam), aunque se diferencien sus legislaciones, tal como dijo el Altísimo: (A cada nación de vosotros le hemos dado una legislación propia y una guía.) (5:48) por lo que la fe (imân) implica necesariamente las obras del corazón y los miembros del cuerpo.


------------------
12 Ambos relatos fueron transmitidos por Ibn Abî Ĥâtim.






Tomado del libro: LA INSPIRACION DEL GLORIOSO
(Explicación del libro Kitâb at Taûĥîd
por Sheikh ‘Abdurrahmân Ibn Ĥasan Ali Sheîj)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada