sábado, 15 de diciembre de 2012

¡Reflexiona, Oh, siervo de Allah!… (Obediencia al Shaytán)




¡Reflexiona, Oh, siervo de Allah!…

{¡Hijos de Adam! Que no os soliviante el Shaytán del mismo modo que logró que vuestros padres salieran del Jardín} [al-A’raf:27]

¡Siervo de Allah! Reflexiona sobre la expulsión de tu padre, Adam, del Paraíso, la morada de seguridad, y su descenso a la morada de la desgracia y la humillación. La razón de esto no fue otra que el maldito shaytán. Tu Señor te ha prohibido obedecerle (al shaytán) y te ordenó que le desobedecieras. Ciertamente en esta obediencia recae el desagrado de ar-Rahmaan y desobedecerle garantiza (*) residir en el Paraíso y el descenso de la complacencia divina.

Allah, Glorificado y Exaltado dijo:

{El Shaytán os infunde temor con la miseria y os manda la avaricia (la inmoralidad)}
[al-Baqarah: 268]

Luego, quien le obedece, él le traiciona, le desvía de la verdadera guía y abre las puertas del extravío y la ignominia en su corazón.

~Ibn Jauzi Bustan al-wa’izin p.27

(*) Nota del traductor al castellano: La palabra original en inglés era "necessitate".

Traducido del inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto original en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2012/12/reflexiona-hijos-de-adam-que-no-os.html
Referencia en inglés: http://maktabasalafiya.blogspot.com/2012/12/ponder.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada