domingo, 8 de febrero de 2015

Los engaños de Iblis a las mujeres, por Ibn al-Jauzi en su libro ‘Talbis Iblis’




Los engaños de Iblis a las mujeres,

 por Ibn al-Jauzi en su libro ‘Talbis Iblis’


بسم الله والحمد لله والصلاة والسلام على رسول الله ، وبعد



Ibn al-Jauzi رحمه الله  menciona en su libro ‘Talbis Iblis’:

En cuanto a los engaños de Iblis en las mujeres, estos son cuantiosos. He escrito un libro aparte solo para las mujeres [1]. He mencionado en él lo que está relacionado con ellas en lo que respecta a todos los actos de adoración y otros además de esos. Mencionaré aquí tan solo unas pocas palabras de los engaños de Iblis para con ellas.

De entre ellos (*los engaños de Iblis), es que la mujer termina su menstruación después de que el sol haya salido, entonces hará el ghusl después del tiempo del Asr y rezará únicamente la oración del Asr, y ¡era obligatorio para ella que rezara la oración del Dhur!

De ellos están aquellas que retrasarán el ghusl hasta dos días, poniendo la excusa de que tiene que lavar su ropa.

Tal vez ella retrase el ghusl del janabah por la noche, hasta que salga el sol. Y cuando entre en el baño no se cubra a sí misma y diga: “Mi hermana, mi madre, mi esclava son mujeres al igual que yo, luego ¡¿para que (*ante quien) debería cubrirme yo acaso (*si no hay hombres)?!” y todo esto es Haram.

 No está permitido que una mujer mire lo que está entre el ombligo y las rodillas de otra mujer (otros sabios han incluido que tampoco los senos y el tórax) aún si esta fuera su hija o su madre, a excepción de si la hija es una niña pequeña, pero cuando alcance la edad de siete años debe cubrirse (*ante ella) y (*ella debe) estar cubierta. 

Puede que la mujer rece sentada mientras que es capaz de rezar de pie. El salah entonces no será válido.

Quizás ponga la excusa de que su ropa tiene impurezas debido a la orina de su hijo (es decir, que ella ore con la ropa impura) mientras que ella es capaz de lavarla, ¡pero si fuera a salir de casa, se embellecería e incluso pediría la ropa prestada! Es perezosa en cuanto al salah.

Tal vez no conozca las normas acerca del salah y no pregunta acerca de ellas. 

Puede que deje al descubierto (de su cuerpo) aquello que cause que el salah no sea válido y no desea prestar atención alguna a ello.

Posiblemente, no desea tener cuidado con respecto a tener un aborto, y no sabe que si ella tiene un aborto de aquel que tiene el alma insuflada dentro, ¡ella entonces ha matado a un musulmán!

Quizás sea que ella viva con su esposo en una mala manera, le hable con aquello (*palabras, cuestiones, etc) que es haram y le diga: ”Este es el padre de mis hijos, y eso es todo lo que hay entre nosotros dos", y cuando salga de casa sin su permiso, ella diga: “No salí a pecar”. Mientras que lo que no sabe ella es que salir de la casa sin su permiso, ¡es ya de por sí un pecado!  

De entre ellos, hay aquellas a quienes sus maridos las llaman a la cama (para tener relaciones sexuales) y ellas se niegan, piensan que este rechazo no es pecado mientras que ella tiene prohibido actuar así, de lo que ha sido narrado por medio de Abu Hurairah رضى الله عنه que el Mensajero de Allah صلى الله عليه و سلم dijo: "Si el hombre llama a su esposa al lecho y esta se niega, y ella pasa la noche mientras que él está enfadado con ella, los ángeles la maldecirán hasta que llegue la mañana". (Bukhari y Muslim).

Gastará sin cuidado de la riqueza de su marido, y no le está permitido tomar nada fuera de casa sin su permiso a menos que ella sepa que él estará complacido con ello. 

(Resumido)


Traducido del inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
En Ishbilia, al Andalus, el 10 de Rabi az-Zani de 1436 H. (30/1/2015).
Texto original en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2015/01/los-enganos-de-iblis-las-mujeres-por.html
Texto en inglés: http://www.salafitalk.net/st/viewmessages.cfm?Forum=11&Topic=1297&sortby=desc
http://jinn-devils.abdurrahman.org/2011/08/31/deceptions-of-iblees-upon-the-women-ibn-al-jawzi-in-his-book-talbees-iblees/

Notas:

[1] Ahkaam Nisaa.
(*) Notas de la traductora al castellano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada