jueves, 20 de noviembre de 2014

Las intrigas de Shaytán


Sheij al-Islam Taqi ad-Din Ahmad Ibn Taymiyyah

BismiLlahi ar-Rahmani ar-Rahim

[...]
"Al-Aswad Al-'Anssî" era de los que afirmaba ser un profeta en posesión de Shayâtin [demonios], que le informaban de las cosas ocultas [al-ghayb]. Cuando los musulmanes lo mataron, ellos temían que los demonios [ash-Shayâtin] le informaran de lo que ellos decían de él. Hasta que su propia esposa fue quien ayudó a los musulmanes contra él después de que su incredulidad [kufr] se hiciera evidente, y ellos lo mataron. Del mismo modo para "Al-Musaylamah Kadhab" [el mentiroso / impostor] que también tenía en su posesión demonios [ash-Shayâtin], que le informaban sobre las cosas ocultas y le ayudaban de diferentes maneras.

Y ejemplos así son numerosos, como el de "Al-Hariz ad-Dimashqi", que se fue a "Sham" [Lo que representa Siria / Jordania] en la época de Abdel-Malik ibn Marwan, quien decía ser un profeta; Estos "Shayâtin" retiraban sus piernas del hierro e impedían que las armas penetraran en su cuerpo. Los pilares de mármol alababan a Allah cuando él pasaba su mano por encima. Él vía a la gente caminar y elevarse por el cielo y decía: "Ellos son ángeles [Al-Mala Ika]." Cuando en realidad no eran más que "Yinn" [demonios]. Cuando los musulmanes lo capturaron y se preparaban para matarlo, el verdugo trató de clavarle su espada, pero esta no penetraba en su cuerpo. Entonces Abdel-Malik le dijo: "No has dicho la Basmallah [En el nombre de Allah]." Entonces el verdugo dijo la "Basmallah" y lo mató.

Tales eran estas personas "Al-Ahwal ash-Shayataniyyah" [en sus situaciones satánicas] que sus demonios los abandonaban y huían cuando se mencionaba el versículo de "Ayat-ul-Kursi" [Versículo del Trono]. Ciertamente se narró en el Sahih un hadiz de Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) que cuando el Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) le designó para vigilar el "Zakat al-Fitr" [Impuesto purificador entregado al final del Ramadán] un hombre vino por la noche y le robó el Zakat. Cada vez, que le atrapaba y le capturaba, este se arrepentía y le suplicaba que le liberara. El Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) le preguntó: "¿Qué hizo tu prisionero anoche? ". Él respondió: "Me dijo que no lo volvería a hacer." Y él [el Profeta] dijo: "Él miente, seguramente volverá." La tercera vez, el hombre le dijo a Abu Hurayrah"Déjame, y te enseñaré algo que te será de beneficio- Cuando vayas a dormir recita "Ayat-ul-Kursi" y estarás bajo la protección de Allah y ningún Shayatin se acercará a ti hasta la mañana siguiente. Cuando le informó al Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) de lo que le dijo Satanás [Shaytán], el Profeta (sallallahualayhi wa salam) dijo: "Él dijo la verdad aunque es un gran mentiroso." 1] Y el Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam) le informó que él [el hombre] no era otro que Shaytán.

Por lo tanto, si una persona recita este versículo [Ayat] durante una situación satánica [Ahwal ash-Shaytaniyyah] con sinceridad, esto lo eliminará, como la persona que entra en la locura bajo un estado satánico o asiste a espectáculos musicales con silbidos y tamborines hasta que los demonios [Shayâtin] descienden sobre él, y dicen con su lenguaje palabras que la persona no conocía, y tal vez no las entienda. Él podrá revelar a la gente cosas que están en su corazón y hablará diferentes idiomas, como el "Yinn" [demonio] habla la lengua del poseído. El hombre que es afligido con esta situación no sabe lo que vive como el poseído que es golpeado por Shaytán, poseído por él, y que habla a través de él. Cuando el Yinn sale de la persona, esta última no tienen ningún recuerdo de lo que dijo. Por eso, la gente poseída a veces es golpeada de tal manera que se podría matar a una persona normal o herirla gravemente, pero esto no tiene ningún efecto sobre esta (persona). Cuando el Yinn [demonio] sale de ella, la persona dirá que no ha sentido nada ya que los golpes no le han alcanzado, pero si al Yinn que la ocupaba.

Entre ellos, están también aquellos a quienes los shayatines traen comida, frutas y delicias que no se encuentran en la región donde vive la persona. Otros son transportados por el aire por su Yinn [demonio] a La Meca [Meca] o a Jeruslem [Bayt al- Maqdiss] o a otros lugares. Algunos son llevados a Arafat el día de la estación de Arafat durante el Hayy [peregrinación] y vuelven la misma noche, pero ellos no hacen el Hayy legislado [Shar'î]. En su lugar, van allí con ropas ordinarias, no se sacralizan [ihram] en los límites [miqat], no hacen la "Talbiyyah" del Hayy, no estacionan en "Muzdalifahy no hacen el "Tawaf "[en torno a la Casa Sagrada de La Meca], ni el recorrido entre "Safa y Marwa" no tiran las piedras a las estelas [ar-Rami] [que representan a Shaytán]. Por el contrario, sólo van a Arafat con sus ropas ordinarias y regresan la misma noche. Esto ciertamente no es el Hayy [aceptado]. Una de estas personas un día vio a ángeles [Al-MalaiIka] después de su regreso [de La Meca] anotar las recompensas de los peregrinos. Él les preguntó: "¿Me van a inscribir? "A lo que ellos respondieron:" Tú no eres un peregrino", es decir, un verdadero peregrino.

La diferencia entre las "karamat[Prodigios/ Milagros] de los Aliados de Allah [Awliya] y de aquellos que se asimilan a ellos en las situaciones satánicas [al-ahwal ash- shatâniyyah] son multiples y éstas son:
Que los milagros de los aliados de Allah [Karamat al-Awliya] son el resultado de su fe [Iman] y de la piedad [taqwa].
Mientras que las situaciones satánicas son el resultado de lo que Allah y Su Enviado han prohibido. Y ciertamente Allah -Ta'âla- dijo:

"Di: Lo que de verdad ha prohibido mi Señor son las indecencias, tanto las externas como las que se ocultan la maldad, el abuso sin razón, que asociéis con Allah aquello sobre lo que no ha descendido ninguna evidencia y que digáis sobre Allah lo que no sabéis.»[2]

Por lo tanto, hablar sobre Allah sin tener conocimiento, el Shirk [politeísmo], la opresión y los actos despreciables [al-fawâhich] han sido prohibidos por Allah -Ta'ala- y Su Profeta (sallallahu 'alayhi wa salam). Así que no pueden ser la causa de los prodigios [karamatque Allah les concede a [sus aliados] en forma de milagros. Si todo acto aparentemente milagroso no viene de la oración, del recuerdo a Allah [Dhikr] y de la lectura del Corán, sino más bien de lo que es amado por Saythán [Satanás] y por las cosas que indican Shirk como buscar la ayuda y la proteción de las criaturas, algo que oprime a las personas o de cometer pecados, todo esto constituyen situaciones satánicas [ahwal al-Shaytâniyyah] que no provienen de milagros del todo Misericordioso [karamat ar-Rahmaniyyah].

Algunos de ellos, asistiendo a sesiones de música y silbidos, son poseídos por [Satanás] y transportados en el aire, fuera de la casa. Si verdaderamente un hombre entre los aliados de Allah viene, el demonio es lesionado, y el hombre cae al suelo como ha sucedido más de una vez.

Otros de ellos, buscando la ayuda de criaturas vivas o muertas, independientemente de si la persona viva es musulmana [Muslimân] cristiana [Nasrâniyyânpoliteísta [Muchrikân]. Aquí es donde viene Shaytán [Satanás] bajo la forma del que es invocado, y le ayuda en sus necesidades. La persona cree que aquel a quien pidió vino, o  cree que es ángel bajo la forma de aquel al que pidió. Cuando en realidad es sólo Shaytán que logró extraviarle haciéndole cometer un acto de asociación a Allah. Como cuando Shaytán entraba en los ídolos de la Meca y hablaba a los adoradores de ídolos. A veces Shaytán aparece en forma humana y dice que es "Al-Khadhir" e informa de las cosas secretas y les ayuda en sus necesidades.

Del mismo modo, ha sido confirmado por más de un musulmán, judío y cristiano, y muchos entre los infieles en los países del Este y del Oeste, que cuando uno de ellos muere, Shaytán viene después de su muerte con su forma y su rostro, y la gente cree que es esta persona. El Yinn [demonio] puede pagar las deudas de estos hombres, devolver sus bienes, y hacer otras cosas relacionadas con la muerte, visitar a su esposa, y marcharse. Ellos llegan a quemar el cuerpo del muerto, al igual que hacen los incrédulos en la India, y creer que éste vive después de su muerte.

Y entre estas personas [testigos de estas intrigas] había un anciano de Egipto, que escribió en su "Wassiyyah[Testamento]: "Cuando muera, que nadie lave mi cuerpo porque me gustaría volver después de mi muerte para lavar mi cuerpo". Cuando murió, su sirviente vio a un hombre bajo la forma del muerto y creyó que era él que había venido a lavar su propio cuerpo. Cuando aquel que apareció hubo terminado, desapareció sin dejar rastro. Se trataba de un Shaytán [Satanás] que consiguió engañar al hombre que iba a morir sugiriéndole que regresaría después de su muerte y que debía prohibir que lavaran su cuerpo. Cuando murió, este Shaytán vino bajo la forma del fallecido con el objetivo de extraviar a los demás como había hecho previamente con el fallecido.

Y otros vieron un trono [Arco] en el aire con una luz por encima y una voz que decía: "Yo soy tu Señor." Si ellos son gente de conocimiento [Ahl al-Ma'rifa], sabrán que es Shaytán, buscarán la protección de Allah contra él, y esto desaparecerá. Otros ven a un hombre en un estado de vigilia que dice ser un profeta o un viejo hombre santo. Esto le ha sucedido a más de uno. Algunos afirmaban haber visto en sueños a algunos de los grandes hombres como Abu Bakr (que Allah este complacido con él) y otros que venían hacia ellos y les rasuraban la cabeza o cortaban sus cabellos o les vestían con un sombrero o una túnica. Cuando la persona se despertaba, se encontraba su cabello rapado o cortado, y vestía un sombrero o la túnica que había visto en sueños, pero sólo era un Yinn [demonio] que le cortó o rasuró el cabello, y son sólo situaciones satánicas [Ahwal ash-Shatâniyyah] que vienen a aquellos que se han salido del Qur'an y de la Sunnah y se encuentran en diferentes niveles [en su desvío], como el Yinn que lleva asignado y que es de su mismo género y dogma [Madhhab] [...] [3]


Notas

[1] Narrado por al-Bujari
[2] Corán 7/33
[3] Madjmu 'al-Fataawa Ibn Taymiyyah, vol-11 p.158-165

Traducido del francés al castellano por Umm Amina


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada